Una torta con ron, una pipeta mal calibrada y cambio de conductores: las excusas de los automovilistas en los controles de alcoholemia

Durante la noche de año nuevo se realizaron 3230 controles en las
calles de la ciudad. Solo dieron positivos 58. 
Una torta con ron, una lata de cerveza y un pedido de cambio de conductor después del examen positivo de alcohol en sangre. Durante las fiestas del 31 de diciembre los automovilistas improvisaron excusas en la vía pública cuando les dio positivo el control de alcoholemia. Frente a la confirmación – a través de la pipeta – que habían tomado más de lo permitido para conducir, exponían un argumento para intentar disuadir a los agentes de tránsito.

Uno de los puestos de control donde más autos se retuvieron estuvo ubicado en el barrio porteño de Palermo. Allí retuvieron a un hombre que iba junto a su familia. El máximo permitido de alcohol es de 0,50. Después de hacer el examen el resultado fue 0,56. Positivo.

“Tenemos que labrar las actas correspondientes”, le dijo la agente de tránsito. “Hace lo que tengas que hacer”, le respondió el conductor, pero su hija intentó persuadir a la agente explicándole que solo había comido una “torta que lleva alcohol”.

Los controles de alcoholemia se intensificaron en toda la ciudad de Buenos Aires

Los controles de alcoholemia se intensificaron en toda la ciudad de Buenos Aires

“No, no. Corazón, pará. ¿Sabes lo que te pasa? Brindas, te convidan una torta con alcohol y ya se te pasa. ¿entendés? No me parece”, intentó argumentar la joven mientras se bajaba del asiento trasero del auto. Y para intentar evitar la multa le propuso un cambio de conductor. “Esta mi mamá. Si querés puede conducir ella”, le dijo. La respuesta fue negativa.

Mientras los agentes labraban las actas de infracción y retenían el auto, la hija del conductor intentaba encontrar los motivos del examen positivo. “Papá tomó una birra para brindar. Le puse un poco de ron encima a una torta, pero los viejos no tienen idea. Era una mesa dulce. ¿Entendés?”, dijo.

En la misma zona de CABA otro joven fue retenido y el examen le dio positivo. 0,61. Los agentes de tránsito le pidieron el DNI. “Me olvidé la billetera”, contestó inmediatamente. Luego, propuso que su amigo, que iba en el asiento del acompañante y tenía cédula azul del auto, pase al lugar del conductor. Los agentes le explicaron que eso no es posible y le hicieron la infracción.

Cuando les da positivo el examen, algunos conductores ponen excusas para evitar que les hagan las multas

Cuando les da positivo el examen, algunos conductores ponen excusas para evitar que les hagan las multas

Un tercer caso fue el de un hombre que argumentó haber tomado “una sola lata de cerveza” y pidió repetir el examen porque consideraba que era imposible que con ese nivel de alcohol consumido, le haya dado positivo la alcoholemia. “Por ahí está mal calibrado el aparato. Hay un margen de error en estas máquinas”, sostuvo. Un agente le respondió: “No. Están calibradas. Las calibran continuamente”.

“Ni siquiera es que soy un pibe que toma alcohol. Me terminé una lata de cerveza y chau. Me tengo que ir a mi casa. No hay chance de que me haya dado 0,62. Te tiene que dar más de 0,50 si tomaste dos latas de cerveza”, se autoconvenció. El agente volvió a explicarle que las máquinas están calibradas y que cada organismo asimila el alcohol de una manera distinta.

La Secretaría de Transporte y Obras Públicas de la Ciudad registró este fin de año una disminución sostenida en los positivos de alcoholemia y estupefacientes durante ambas fiestas; con un descenso mayor en la noche de Año Nuevo.

“Desde hace años llevamos adelante una política fuerte y sostenida de controles de alcoholemia y estupefacientes en vía pública. Los resultados obtenidos durante la noche de Año Nuevo demuestran que los vecinos de la ciudad forman parte del cambio cultural que proponemos, en el que el alcohol y el volante nunca son compatibles.” Juan José Mendez, secretario de Transporte y Obras Públicas de la Ciudad de Buenos Aires.

En total se hicieron 3230 controles de alcoholemia en toda la ciudad. Dieron positivo 58. Un 1,8% (NA)

En total se hicieron 3230 controles de alcoholemia en toda la ciudad. Dieron positivo 58. Un 1,8% (NA)

 

Durante la noche del 31 de diciembre y madrugada del 1 de enero se intensificaron los controles en el marco de las fiestas de fin de año sumando 10 puestos exclusivos a los que se realizan habitualmente en diferentes puntos de la ciudad. Los resultados fueron muy positivos, ya que disminuyó la cantidad de conductores alcoholizados respecto a la Nochebuena y la noche de Año Nuevo anterior.

Durante los dos últimos días se realizaron 3230 controles de alcoholemia. En total dieron positivos 58. Es decir, un 1,8%. Se realizaron 78% más de controles que durante la Nochebuena (hubo mayor flujo vehícular) y bajó considerablemente el porcentaje de positivos respecto a la noche del 24 de diciembre. Pasó de 2,7% a 1,8% de positivos.

En cuanto a la noche de año nuevo anterior, también subió la cantidad de controles y bajó el porcentaje de positivos. Se habían hecho 1099 controles en los que se identificó 52 positivos. Lo que implicó un 4,7%.

Next Post

Welcome Back!

Login to your account below

Create New Account!

Fill the forms below to register

Retrieve your password

Please enter your username or email address to reset your password.